Tras su aprobación el pasado 28 de abril en el pleno de las Cortes, la eliminación práctica del Impuesto de Sucesiones y Donaciones en Castilla y León ha entrado en vigor el pasado domingo 9 de mayo, después de su publicación en el Boletín Oficial de Castilla y León (BOCYL).

Se establece una nueva bonificación del 99% , para todas las adquisiciones de bienes y derechos por herencia o donación entre familiares directos, cónyuge, descendientes y ascendientes.

Esto supone en la práctica , la eliminación del impuesto sobre sucesiones y donaciones para los familiares directos, que quedará con un tipo de tan sólo un 1%.  Por otro lado, en el caso de las trasmisiones lucrativas intervivos (donaciones), se favorecerá la transmisión anticipada en el tiempo de bienes y derechos entre familiares directos; permitiendo que la donación llegue en vida a las familias en caso de necesidad o generosidad sin tener que esperar al momento del fallecimiento.

 

Nuevas bonificaciones en las sucesiones y donaciones:

Según recoge el BOCYL, esta nueva medida recoge dos bajadas fiscales.

Por un lado, una bonificación del 99% en la cuota de adquisiciones lucrativas mortis causa (sucesiones) y de cantidades percibidas en materia de seguros de vida. Las cuales, se acumularán al resto de los bienes y derechos que conforman la herencia, en el caso de que los beneficiarios de la misma sean el cónyuge, los descendientes, adoptados, ascendientes o adoptantes.

 

Por otro lado, se establece una bonificación del 99% en la cuota de las adquisiciones lucrativas ”intervivos” cuando el donatario sea cónyuge, descendiente o adoptado, o ascendiente o adoptante del donante. Para la formulación y aplicación de la misma se exigirá que la donación se formalice en un documento público vinculante. Sin embargo, en el caso de donaciones en metálico o depósitos en cuentas corrientes o de ahorro, se deberá justificar el origen de los fondos y se haga constar en dicho documento público.

Asimismo, se extiende la equiparación de los cónyuges a los miembros de uniones de hecho. En este caso, afecta a aquellas uniones de hecho que hayan tenido convivencia estable de pareja durante, al menos, los dos años anteriores a la fecha de devengo del impuesto y cuya unión esté inscrita en el Registro de Uniones de Hecho de Castilla y León.

 

Fuentes: Bocyl, autonomosyemprendedor.es

 

Subir